Matt Levatich, vicepresidente ejecutivo de Harley-Davidson, realizaba unas recientes declaraciones en el programa Squawk Alley de la CNBC acerca de los problemas que están sufriendo debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y Europa. Esta disputa ha hecho que los aranceles de importación se hayan encarecido en un 31%, lo que ha obligado a la marca de Milwaukee a asimilar este sobrecoste para no encarecer el producto de cara al cliente final.

Matt comentaba que a Harley-Davidson le supondrá aproximadamente 100 millones de dólares (casi 90 millones de euros). Por esto, han decidido asumirlo debido a que está próximo el lanzamiento de su moto eléctrica, la Harley-Davidson Livewire, y un incremento del precio haría que no fuesen competitivas en su nicho de mercado.

La guerra comercial entre Estados Unidos y Europa está haciendo mella en Harley-Davidson. El aumento de los aranceles y un futuro en el que las importaciones se encarecerán aún más. Esto ha forzado a Harley-Davidson a empezar a estudiar la rentabilidad de una planta de producción en el viejo continente.

Por si esto no fuera suficiente, el cálculo que se estima de seguir así es que en dos años los aranceles alcancen ya el 56%, lo que obligaría a Harley-Davidson a buscar una solución alternativa. Esta pasa en primer lugar por comenzar a importar motocicletas producidas en su fábrica de Tailandia pero, si no fuese suficiente, considerarían realizar una inversión dentro de la Unión Europea. Esto quiere decir que no descartarían abrir una fábrica que permitiese abastecer el mercado local.

*fuente: Soy Motero